© 2014 by Chema Sánchez

Peregrino

Sin prisas, sin esconder nada más que su interior.